Continentes con Historia Esmeraldífera

Europa

En los Alpes Austriacos estaba el yacimiento de Habachtal, que proporcionó las valiosas esmeraldas que lucieron los cortesanos y la nobleza de la Edad Media.

 

América

Cuando los españoles llegaron a Perú se encontraron por primera vez con esta piedra, con la cual los incas se adornaban y comerciaban. Tardaron poco tiempo en saber que las piedras venían de unas tribus que habitaban más al norte, con las cuales los incasintercambiaban productos. En 1537 los españoles llegan al territorio de esta tribu, llamados los muzos. Los muzos guardaron el secreto de sus yacimientos, y solo fue por casualidad que 1555 Antonio Sepúlveda los encontrara. Los españoles los estuvimos explotando hasta muy principios del S.XIX

 

Colombia abastece el mercado internacional de esmeraldas en un 55 % del total de las exportaciones mundiales. Colombia es el mayor productor seguido de Brasil y en tercer lugar Zambia. Las esmeraldas colombianas son muy apreciadas por su color verde radiante, que solo lo da el subsuelo colombiano, mientras que las del Brasil son famosas por su variedad de tonalidades verde que va desde el verde clarito a un bonito verde medio oscuro.

 

África

Zambia fue una antigua colonia británica y cuenta con varios yacimientos de esmeraldas. Entre todos ellos, el yacimiento de Mina Miku es el que produce esmeraldas de una calidad más extraordinaria. Sus tonalidades de verde, su bajo número de inclusiones y su transparencia se pueden comparar con las esmeraldas de Colombia. Pero su producción es menor que las colombianas, abasteciendo el mercado internacional en un 5%. La demanda de las esmeraldas de Zambia ha experimentado un alza considerable desde que Tíffany&Co lanzara toda una colección de alta joyería con esmeraldas de Zambia

 

 

Dirección: Calle 16 # 6-66 Edificio Avianca - Piso 23

Teléfonos: (+571) 482 7890 (+571) 4829643

Correo: Info@museodelaesmeralda.com.co

Horarios: Lunes a Sábado 10:00 am - 6:00 pm

SÍGUENOS

  •  

“Los hombres desean a las mujeres, como las mujeres desean las Esmeraldas”